Con golpes, gritos y violencia estos centros clandestinos prometen "curar" la homosexualidad


( C🌻A🌴L☀️I⛵️F🌊O🏊R🍦N🏄I🌴A) #1

Los retiros clandestinos que “curan” la homosexualidad en México

Con los ojos vendados, son trasladados a un lugar retirado de sus hogares. Ahí, pensando que están a salvo, son sobajados, humillados, golpeados… Con estas acciones se pretende que recapaciten, que se den cuenta que ser homosexual no es algo con lo que se nace, es una “enfermedad” que puede tener “cura” gracias a sus métodos.

Los retiros clandestinos para “curar” la homosexualidad en México operan de manera disfrazada para así acceder a las personas con suma facilidad, sin imaginarse de lo que son capaces de hacer para “librar” de este “mal” al país.

Pasar “el mensaje” es la finalidad de quienes integran estos retiros. Se acercan a las familias de los homosexuales para hacerles ver que “la vergüenza” que les están haciendo pasar, tiene solución.

Convencidos los familiares, los homosexuales tienen que acudir a cuatro juntas programadas de lunes a jueves. Antes de tomar la primera reunión, un cuestionario concreto es la primera prueba a superar: “¿Consumes o has consumido drogas?”, “¿Crees en Dios?”, “¿Cuántas veces tienes sexo a la semana?”, “¿Lees la Biblia?”.

La presentación ante los demás también es esencial. El nombre va primero. Después “el padecimiento”. Todos tienen en común ser homosexuales. A lo largo de esas cuatro juntas, dos personas están presentes. Diario son dos personas diferentes. Una de ellas solamente escucha, la otra va narrando con palabras altisonantes lo que ha sido de su vida desde que se descubrió homosexual, hasta que logró “curarse”.

A mitad de la junta, una tercera persona entra para hacer una colecta para poder proporcionarles café en cada reunión. Ninguno puede hablar, ninguno puede decir nada. Nadie puede pronunciarse en contra. Están ahí para “curarse”, para dejar de ser “indeseables” para sus familias.

Al termino de cada reunión se hacen rezos, se pide por la recuperación del “enfermo”. Forman una rueda tomados de las manos y repiten alabanzas que emite el líder del retiro.

No parece tan agresivo de inicio, piensan algunos. No saben lo que viene después. Al finalizar la cuarta junta previo al fin de semana, se les hace saber qué es lo que tienen que llevar al lugar en donde serán “curados”.


Fotografías de sus familiares, de los seres que aman, diarios, medicamento (en caso de utilizar alguno para algún padecimiento que tengan), cobijas, ropa caliente y una linterna. Todo parece indicar que el reencuentro consigo mismos será como un día de campo. Todo parece que así será hasta que la realidad los alcanza.

Sin saber a dónde serán trasladados, el viernes en la mañana abordan autos propiedades de los líderes de estos retiros. No pueden hablar. Son despojados de sus teléfonos móviles. Se les dice que llegando a su destino podrán comunicarse con sus familias para hacerles saber que llegaron con bien. Eso nunca sucede.

Al llegar al lugar, una especie de hacienda abandonada, comienza el sometimiento. Ingresan a un cuarto grande y oscuro en el que hay mesas de plástico, alumbradas por veladoras que están dentro de latas de atún. El ambiente es tenso, inquietante, desolador. Las preguntas para cada uno son iguales: “¿No te da pena?”, “¿Crees que Dios no se avergüenza de ti?”, “¿Crees que a tu familia no le haces pasar tormentos siendo homosexual?”.


A oscuras, apenas alumbrados por la pequeña veladora, escuchan testimonios desgarradores de ex homosexuales que se “curaron” gracias al poder de la divina palabra que se les enseñó en el retiro. Gritan lo mal que lo pasaron siendo homosexuales y lo bien que se sienten ahora, en su nueva etapa de reencuentro con ellos mismos.

Todo lo pasan en un fin de semana. No se les permite dormir, no se les permite tampoco comer. Son rociados con agua bendita, son obligados a leer pasajes bíblicos. Cuando ya están agotados mentalmente, cuando han sido humillados con afirmaciones prejuiciosas, cuando algunos de ellos incluso han sido golpeados, se les muestra cruelmente alguna fotografía de sus seres queridos para que el ánimo quede por los suelos, para que, bajo el sentimiento que les provocan con las imágenes de sus familias, comiencen a afirmar que su condición de homosexuales en realidad sí es una enfermedad y que esperan “curarse” con el método impuesto en estos retiros.

Después de haberse aceptado como “enfermos” y “curados” por los líderes, el domingo entrada la noche regresan a casa. Con aspecto desgastado por no probar alimento, con el alma roída por los insultos, con mal olor después de no acercarse al sanitario mas que para hacer sus necesidades a la hora que los responsables de los retiros lo decidieran, termina el calvario al que son sometidos estos seres humanos, en algo parecido a las granjas utilizadas para la cura del alcoholismo crónico


Actualmente, estos retiros operan de manera ilegal en México. Iván Tagle, director asociado de la ONG, YAAJ (que significa “amor” en lengua maya), en conjunto con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred) y la embajada de Holanda, iniciaron una campaña para sancionar y erradicar este tipo de prácticas en nuestro país.

Tagle afirmó para El Universal, que “se busca que sea declarada como delito cualquier práctica que se utilice para fomentar la conversión o la reparación de la homosexualidad, porque daña los derechos humanos, la salud mental y sexual”.

Que estas historias no se repitan, exigen las Comisiones de Derechos Humanos en el mundo. Combatirlas, el primer paso para acabar con estos retiros que agreden a la comunidad homosexual en México.


(Dolores) #2

Que horrible!!


#3

Perdon pero ke ridiculez :joy:

Pero más ridicula es la gente ke va esos lugares con la intención de 'curarse'


(El Tata ) #4

la homosexualidad ni es un catarro ni se quita con eso ni con nada! la Gente no entiende que la Naturaleza es sabia y sabe lo que hace, mas existen algunos que confunden la Homosexualidad co la degeneracion, esta ultima da por resultado a los llamados bisexuales que solo buscan placer sexual como finalidad existencial! eso si es enfermedad mental! :sunglasses:


(FORITO REINAS LATINAS Y MAS #11) #5

Cuanta ignorancia :hushed:


(azul) #6

_**No se si en verdad se nace..o es paerte de la naturaleza....

pero que se puede arreglar si lo se...y eso es con la ayuda de Dios y voluntad .. ,, No me lo tomen a mal..porfavor ..no soy religiosa ..pero tengo un Amigo que desde que lo conozco hace muchos años siepre a sido Homosexual ...,,nunca tuvo relaciones con mujeres mas que con su pareja del mismo sexo..
Un dia se enfermo de cancer y sida al mismo tiempo..los Doctores no le dieron tiempo de vida..cuando llegue a verlo vi a un Sr y un Sacerdote hablando con El.... no me dejaron acercar y de lejos me despedi
de El pensando que seria la ultima vez..
Cual fue mi sorpresa que el novio llego a mi trabajo a decirme que mi amigo estaba bien de salud
le vicite y desaparecio por un buen tiempo... ,,el año pasado me visito con su esposa y un niño de dos años ...,,En pocas palabras me dijo que no volveria al pasado ,,,Que paso ?? no lo se...solo se que ahora tiene una Familia... **_


#7

ESO QUIERE DESIR QUE CI SIRBEN ESOS TRATAMIENTOS PARA CURAR A LOS HOMOSEXUALES LO DEVERIAN DE ACER EN TODAS PARTES


(azul) #8

_**Pues no se si sirvan o no....
Dios hizo un macho y hembra **_


(El Tata ) #9

ok! no voy ni a criticarte ni a contradecirte, pero pienso que la Naturaleza (Dios) no enmienda, lo de tu amigo fue un cambio por conviccion, el Sacerdote probablemente le hablo de su "error" y como lo estaba pagando, eso fue como cuando te dicen que tienes el higado inflamado y debes dejar de tomar, el cerebro es tan complejo que cuando se lo propone si interrumpe y repara condiciones patologicas! llamese Fe si quieres! la Naturaleza no enmienda porque ya nos doto con herramientas capaces de ello! :sunglasses:


(Sargento 🍆 💨🔫💣💣) #10

Ave Maria Purisima :scream_cat:


(Soy un amor, velda) #11

QUE BIEN QUE ESOS LUGARES EXISTAN, DEBEN HABER MAS, YA QUE MUCHOS SE HAN CURADO, LO DE GATO Y AMBRO NO SE LES CURARA PORQUE ELLOS SON DE NACIMIENTO SEGUN HAN DICHO Y LOS HAY ASI Y ES NORMAL PERO LO DE LOS DEMAS COMO DEDICIOUS, CHIKI, LA PASIVA Y EL DOBLE ESTANDAR​:thinking::thinking::thinking::thinking: SI TIENEN CURA, HAY QUE ORAR POR ELLOS​:pray::pray::pray::pray:


#12

Parecen historias de la época medieval, en los tiempos de la inquisición. Que horror!!! cuanta ignorancia!!! :rage::rage:


(Soy un amor, velda) #13

HAY QUE TENER FE ANITA​:pray::pray:


(laexelencia la Dama de Hierro) #14

Puras babas de perico


#15

NI CON 10 PIJIADAS( MOQUETIADAS,GUAMASOS,CHINGADASOS,GALLETAZOS ETC,ETC) DIARIAS ME CONVIERTEN SORRY :nerd:


#16

B[quote=“Lameramady, post:13, topic:263923, full:true”]

HAY QUE TENER FE ANITA​:pray::pray:
[/quote]

LLO MI ACUERDO QUE CUANDO TENÍA 12 AÑOS JUI A MISA I EL CURA DEL PUEBLO DIJO EN LA MISA QUE LOS HOMOSEXUALES TENÍAN A SATANAS EN SU CUERPO I ME DIÓ MUCHO MIEDO I LE DEJE DE ABLAR A UN COMPAÑERITO QUE ERA ASÍ I RECUERDO QUE ASTA YORABA PORQUE NADIE CE QUERÍA JUNTAR CON EL EN LA ESCUELA POR LO QUE DIJO EL CURA :flushed:


(sonrisa) #17

Omg! que horror! pobrecitos.... con eso los dejan marcados por el resto de su vida.


(Salomne) #18

De veras lo crees..? Pero a ti no se te ha curado tu vicio de tortillerona...O si...? Te pareces tanto a los Castros que implantaron un sistema de curas antihomo a base de inyecciones de hormonas y electroshocks que mas bien eran torturas...Total que las locas que sobrevivieron el terror y suplicio salieron aun mas mariconas y desquiciadas...Al menos ellos reconocieron que fue uno de sus grandes errores, pero tu, vieja hijadelagranreputa aun tienes la mente de esbirra y batistiana. Peor que los mismos Castros :stuck_out_tongue_closed_eyes:.


(🇺🇸) #19

Ni le hagas caso a la susodicha lo unico que sale de ella son estupideces muy digno de la peluca...


(Don Perfecto para tí...) #20

Pues claro que van a decir que se curaron.
Nadie querría repetirlo, a menos que sea masoquista.