Comparan con una bolsa de basura un vestido de $660