Como vivir en un mundo adverso

Hola mis amados:

Vemos que el mundo cada día se hunde más en maldad y pecado, le dicen a lo malo bueno y a lo bueno malo, es cumplimiento de la Palabra de Dios y es por eso que no podemos vivir como la mayoría lo hace, tener siempre presente que somos embajadores en esta tierra y por ende no pertenecemos a ella sino al Reino de los Cielos, que esto nos anime a continuar con fe en el diario vivir y permanecer al margen de lo que para la mayoría es común, que lo que rige la sociedad no nos sea atractivo y que nuestro andar sea como el de Jesús.

COMO VIVIR EN UN MUNDO ADVERSO

Manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras. (1 Pedro 2:12)

Tal vez no lo haya comprendido antes, pero vivir como cristiano en este mundo es como ser extranjero sin hogar ni ciudadanía permanente. El apóstol Pedro se refirió a los creyentes como “extranjeros y peregrinos” (1 P. 2:11). Usted debe considerarse un ciudadano temporal y abstenerse de participar en la maldad del mundo.

Esa es una perspectiva importante que debe mantenerse mientras aumenta la hostilidad hacia el cristianismo en nuestra sociedad. Muchos incrédulos consideran la inmoralidad como un estilo de vida alternativo y creen que el hombre puede resolver sus problemas de la manera que le parezca.

Para vivir en tal sociedad, tiene que armarse de una confianza en el poder de la justicia a fin de triunfar sobre la persecución y el sufrimiento. Durante tiempos de hostilidad, usted debe tener confianza y no quedar atrapado en la confusión.