Columna San Cadilla, 28 de Septiembre del 2015

Guerronismo

Ante el mal partido que dio Jurgen Damm y que “Tuca” Ferretti (Ricardo pa’ los cuates) ahora no le pensó tanto para sacarlo y poner en su lugar a Joffre Guerrón los Guerronistas se frotaban las manos.

Luego, Rafael Sobis se fue expulsado y creció la ilusión de los admiradores de mi Negro de Oro, porque la chance de volver a ser titular aumentaba.

Tooodos pensamos eso, menos el que debía: Joffre, y que se avienta desde la tercera cuerda sobre su compatriota Fidel Martínez y se fue expulsado.

Ya después, más frío, me imagino, se dio cuenta de lo que hizo y como niño chiquito que la riega y la riega y se la pasa pidiendo perdón, de nuevo tuvo que disculparse en Twitter.

“Sólo me queda pedir disculpas a la afición de Tigres por mi expulsión, cometí un error que no se volverá a repetir”, escribió en Twitter.

¿Le creen? Yo no.

Y Sobis

Parecía que el Sobis líder y gran jugador había reaparecido en el Clásico, pero ayer volvió a desaparecer durante casi todo el partido hasta que se fue expulsado.

Según los comentaristas de Televisa, Rafita (pa’ sus cuates) tenía todo el segundo tiempo de malas por tanto regaño e instrucciones del “Tuca” y dieron a entender que la falta sobre Verón fue un reflejo de su frustración y coraje.

La bronca fue que no pasaron ninguna toma en la que se viera eso y como la mayoría, si no es que todos los Televisos que participaron ayer en la transmisión le iban a Pumas, pues mejor no les creemos mucho.

A ver qué me dice mi Judas, a ése sí le creo.

Platos rotos

Tras cuatro intentos, en la Pandilla, sí, la del Cerro de la Silla, siguen buscando quien pague los platos rotos por aquella goleada de hace dos semanas en León.

Esos platos rotos pueden ser la causa de algo que me platicó un compa que fue hace poco al Restaurant Azul, el que tiene la vista impresionante hacia la cancha del Estadio BBVA Bancomer.

El lugar sin duda es una atracción, es por eso que muchos niños y no tan niños piden de cumpleaños que los lleven a comer ahí.

El problema es cuando ese niño lleva muchos invitados y a varios se les ocurre pedir sopa o caldo.

Resulta que ese compa fue a un festejo de un sobrino al que acudió un grupo de siete personas, de los cuales tres pidieron sopa o caldo, pero sólo se la pudieron llevar a dos y la razón fue: “Discúlpenos, pero nos tendrá que esperar un momento a que se vayan desocupando los tazones, porque ya no tenemos”.

PD: ¿Serán todos los platos rotos porque ya se fueron de ahí vivos Santos, Cruz Azul y Morelia?

1 le gusta

La de Sibis no era expulcion , era al reves , debieron expulsar al de pumas y si no hubieran expulsado a sobis a lo mejor no hubieran expulsado a guerron … el rumbo lo marco el arbitro a lo mejor inecesariamente.