Columna San Cadilla, 10 de Noviembre del 2015

El show

Hace exactamente 27 días les alerté que estábamos a 30 de que se jugara el llamado Clásico de las Leyendas.

Para los que no sepan, pues ni obligación tienen de estar enterados, este sábado se jugará un Clásico entre ex Rayados y ex Tigres, unos aún en edad de patear un balón y otros no tanto.

(Deja tú la edad, las condiciones físicas, pues la madre naturaleza tiene la costumbre de hacer una bola en muchos hombres, entre el pecho y la cintura).

Este duelo, organizado para darle una despedida al Estadio Tecnológico, se jugará este sábado.

El origen de este partido es ése, que sea un show, un juego entre ex jugadores que marcaron historia (algunos) en el futbol regiomontano.

“Ya suelta lo que quieres decir, Sanca, mucha introducción, hombreee”, han de decir, y es cierto, pero aguántenme tantito.

Missael Espinoza es el organizador de este evento, y contactó, según me dice mi Juditas Leyenda, a 42 jugadores en total: 22 Rayados y 20 Tigres.

Que por parte de la del Cerro de La Silla vienen el “Guille” Franco, Germán Martellotto, Richard Tavares, Claudinho, Rubén Ruiz Díaz, “Tato” Noriega, Reynaldo Navia, Diego Ordaz, “Guamerú” García, “Pepe” Nieves, Tirzo Carpizo, el propio Missael, entre otros, todos ellos dirigidos por “Pancho” Avilán.

Y que por los felinos estarán en la cancha del viejo Tec Robert Dante Siboldi, Walter Gaitán, Ramón Ramírez, Claudio Suárez, “Gringo” Castro, “Diablo” Núñez, Luis Hernández, Aílton Goncalves y, sí, sí, sí, tambiééén vieneee: ¡Francisco “El Kikín” Fonsecaaa!, comandados todos ellos, y 11 más, por Osvaldo Batocletti Ronco.

Me dijo mi Judas que Jesús Arellano no aceptó la invitación a participar, y sí, así lo había dejado ver él mismo en su cuenta de Twitter, eso hace como 2 semanas.

Síganle…

¡Aguas!

“¿Ya nos vas a decir el tema?”, han de seguir preguntando.

Un tantito más y ya.

Les cuento que, me sigue diciendo mi Judas Leyenda, que el total del boletaje está vendido, quesque más de 30 mil.

A diferencia de los Clásicos de Liga, en donde el equipo local tiene el 99 por ciento de la afición, aquí estará dividido, y eso nos debe hacer más ruido de lo que todos creen.

Y ahora sí, a lo que venía y lo que más me importa: ¡las barras!

Señores, quien crea que La Adicción y los Libres y Lokos están integrados por gente que es capaz de darle la mano al rival, pues lo felicito por osado.

Más vale pecar de exagerado, pero tener a las dos barras en un mismo estadio, sin número restringido de integrantes y con pocos policías, es una bomba de tiempo.

“Nosotros coparemos Preferente, nos vamos adueñar de todo Preferente, así es que a ver cómo nos va. No buscaremos bronca, pero a la más mínima provocación, pues a ver qué pasa”, me dijo mi Judas Loko.

Ésa fue la primera señal que me hizo volver a tocar el tema. La Adición se va a adueñar de General (La Herradura) y la Libres de una parte de Preferente, y todos en grandes cantidades.

Síganle…

Entre el ‘creo’ y el ‘quiero’

En los Clásicos de Liga no hay tantos pleitos porque al Tec van no más de 200 Libres y al Uni no más de 200 Adictos, pero acá habrá miles…

¿Y la seguridad? Me comenta mi Judas que habrán 400 elementos de seguridad, entre municipales y seguridad privada.

El juego será a las 7 de la noche y un día antes, ya sea en los campos Escamilla o en el propio Tec, los 42 jugadores estarán entrenando, cada quien en una parte de la cancha.

Que todo salga bien, ése es el deseo y uno debe así manifestarlo, pero como promotor no soy, también tengo que decir que, aunque peque de pesimista, tener a las barras juntas es una bomba de tiempo.

Señores organizadores, las barras no son aficionados como los demás, muchos de ellos agreden por el simple hecho de tener otra camiseta.

El deseo: que hasta abrazos se den todos los aficionados que vayan el sábado.

Lo viable: que los barristas no se podrán contener.

PD: Ojalá al final sea yo quien haya pecado de pesimista y me echen en cara que me equivoqué. Ojalá.

Los nombres

Para los que me preguntan en Twitter que si es cierto lo que suena acerca de tres candidatos colombianos a venir a los Tigres, aquí les va, dándoles los reales motivos de cada uno y su status actual.

Harold Preciado… Está muy caro y no es viable, a menos que le bajen a los ceros.

Jefferson Duque… Tiene mejor las rodillas mi abuela de 89 años que este compa.

Carlos Ibarguen… Tal vez lo contemplen, pero para inferiores, como han venido los otros dos colombianos, pero no ahorita para el primer equipo.

PD: Aclaradas sus dudas.