Científicos desarrollan una tira reactiva que cambia de color para detectar el COVID-19