Chistes del viernes al medio dia jajaja

Un tipo de 47 años muy preocupado por parecer joven decide hacerse un estiramiento de cara. Una vez hecha la cirugía, el tipo sale muy contento de la clínica con su cara nueva. Se detiene en un puesto de diarios compra uno y le pregunta al vendedor: “Dígame amigo, quisiera que me conteste una pregunta: ¿Cuántos años cree que tengo?”

El quiosquero le dice: “No sé… unos 32”.

Contento de la vida, el tipo le dice: “En realidad tengo 47 años”.

Luego este buen señor entra a un McDonalds, pide una hamburguesa y le pregunta lo mismo al cajero.

El cajero le dice: “Yo le calculo unos 29 años”.

El hombre, cada vez más contento, le dice: “No, tengo 47”.

Luego toma el autobús para volver a su casa, y se sienta al lado de una anciana.

Una vez más, el tipo hace la pregunta: “Discúlpeme, señora, ¿cuántos años piensa usted que tengo?”

La viejita lo miró pensativa con su cara llena de arrugas, y le contestó: “Mire, hijito, yo ya tengo 85 años y no veo bien. Sin embargo, cuando era joven yo tenía un método para adivinar la edad de los hombres; les metía la mano en los calzoncillos y les decía la edad correcta”.

El hombre dudó un poco, pero viendo que no había nadie en el autobús pensó: “Bueno, probemos, total…”, y acto seguido le dice a la viejita que comience con su tarea.La viejita le mete la mano y le manosea los testículos al tipo. Al cabo de diez minutos exactos, la señora dice: “Usted tiene 47 años”.

El tipo, asombradísimo exclama: “Pero esto es increíble, ¿dígame… cómo lo hace?”

Y la anciana le contesta: “Je, je, je,… Es que yo estaba detrás suyo en la cola del McDonalds…” ¡HECF!

2 Me gusta

jajajajajajajaja viejita tramposa

1 le gusta

queria mallugar los huevos jajaja

jajjjajjajaajajjaj…men.dig.a viejita solo kieria agarrarle el piiiitoooooooooooooooooooooo

:joy::joy::joy: jajajjaja viejjjiiiita golosita…jajajajjajaa:joy:

1 le gusta

Fidel Castro muere y llega al cielo, pero no estaba en la lista, así que San Pedro lo manda al infierno.
Cuando llega al infierno lo recibe Satanás y le dice: ¡Hola Fidel!, te estaba esperando. Pasa, que aquí estarás como en casa. Fidel le responde:

  • Gracias Satanás, pero estuve primero en el cielo y deje olvidadas mis maletas allí.
    No te preocupes, voy a enviar a dos diablitos a recoger tus cosas.
    Así es como dos diablitos llegan a las puertas del cielo pero las encuentran cerradas pues San Pedro estaba almorzando.
  • No importa -le dice uno al otro- saltamos la valla y sacamos las maletas sin molestar a nadie.
    Empiezan a subir la puerta cuando dos angelitos que pasaban por allí los ven y un angelito le dice al otro:
  • No hace ni diez minutos que Fidel está en el infierno y ya tenemos refugiados.