Caviar de huevos de caracol

CAVIAR DE CARACOL

El caracol de jardín (Hélix aspersa) no solo es apreciado por su carne en RECETAS como los popularizados escargots bourguignonne, sino que cada vez que desova obsequia un manjar adicional.

“Caviar blanco” llaman a los huevos de este molusco por ser tan apreciados en diversas gastronomías alrededor del mundo, pero sobre todo la catalana.

No obstante este apelativo, el sabor de estas diminutas esferas de entre 3 y 4 mm, es muy diferente al de los huevos de esturión.

El gran cocinero Ferrán Adriá ha creado varias fórmulas a partir de esta delicatesen que se cultiva en fincas en varias zonas de Cataluña y últimamente, también en Chile.

Cada caracol pone una media de entre 80 y 150 y cada puesta suele pesar alrededor de 3,6 gramos, lo que significa que se necesitan un mínimo de 22.000 huevos para hacer un kilo, que se obtienen tras ovar unos 275 caracoles.

Las huevas del Hélix aspersa se sirven frías sobre tostadas y maridan estupendamente con champagne o vino de cava.

image

1 le gusta

gracias :gift: :grinning:

1 le gusta

Al parecer el caviar de esturión no es lo suficientemente repugnante.

1 le gusta