Carlos Andrada Estrada, convierte chatarra en arte