Beatriz de Majo: ¿Está de nuevo China sobre sus pies?