Alemania reimplanta los controles fronterizos

image

  • Se trata de una medida de presión sobre los socios europeos con la que Merkel espera lograr un reparto más equitativo de los refugiados .

  • También se ha suspendido la circulación de trenes entre Austria y Alemania .

El ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, acaba de anunciar que Alemana reimplanta de forma temporal los controles fronterizos, como reacción al incesante flujo de refugiados que llegan al país, alrededor de 40.000 solamente durante este fin de semana. La primera medida afectará a la frontera de

Alemania con controles en su frontera con Austria, país que ha sido consultado al respecto personalmente por la canciller Angela Merkel, durante una conversación telefónica con su homólogo austriaco, Werner Faymann.
De cara a la reunión de mañana en Bruselas, se trata de una medida de presión sobre los socios europeos con la que Alemania espera lograr un reparto más equitativo de los refugiados que llegan al continente. Berlín justifica su decisión por la situación “desbordada” que se vive en Múnich, donde los refugiados que van llegando se van trasladando al Estadio Olímpico, pero que cuenta ya con un agujero de entre 4.000 y 5.000 personas de las que es imposible hacerse cargo tal y como obliga la ley alemana a la Administración local.
El alcalde de Múnich, Dieter Reiter, ha pedido ayuda a la ciudadanía en demanda de habitaciones en casas o superficies sobre las que se puedan instalar campamentos del ejército. También ha cursado petición de ayuda al Estado Federal, que estudia como trasladar hoy mismo al menos a parte de esos refugiados a otros Bundesländer.
El ministro alemán de Transportes, Alexander Dobrindt, considera que “se ha llegado al límite de la capacidad de resistencia” y ha pedido “medidas efectivas para frenar los flujos” de refugiados. Por su parte, Joachim Hermann, ministro del Interior de Baviera, ha reclamado una mayor presencia de la policía federal para reforzar a los agentes locales. La policía federal se encuentra en alerta y desplegará sus efectivos disponibles en la frontera del estado federado de Baviera.
La República Checa se ha sumado a la decisión alemana y también ha reimplantado los controles fronterizos con Austria, informa France Press.