Ajo y Agua. (Hugo Sanchez)

Ajo y Agua
Mexico, 2017-10-03 09:08:57 | Hugo Sánchez
LOS PENDIENTES CON FIFA

image
La FIFA se ha vuelto a poner seria y nos ha multado de nueva cuenta, esta vez con 10 mil francos suizos (188 mil 600 pesos). Lo grave de esto es que ya van 12 sanciones en el mismo sentido para un total que supera los 2 millones de pesos en multas.

Y todo, claro está, por el famoso grito que no se ha podido erradicar, porque con nuestro sentido del humor no hemos podido quitarnos parte de la diversión que nos causa el gritar cuando el portero va a despejar. Nosotros no lo tomamos como un insulto, y tampoco lo consideramos un grito homofóbico.
En realidad es una de esas costumbres que se fueron dando sobre la marcha por el ingenio y la gracia de los mexicanos, pero esto no se ha comprendido por los altos dirigentes del futbol, y no podemos ponernos a las fuerzas con Sansón, por lo que se deben tomar medidas para solucionarlo.

Sé que Tigres fue uno de los primeros equipos en poner la muestra de gritar “Tigres” cuando despeja el portero rival, y es una buena idea que todos los equipos imitasen esa iniciativa en busca de cambiar esta costumbre que se convirtió en hábito, pero que está enriqueciendo las arcas de los altos mandos.

Tenemos que tomar medidas, eso es definitivo, porque no queremos pasar nuevamente un ridículo tan espantoso como el que hicimos cuando no pudimos asistir al Mundial de Italia 90, por los torpeza y la y estupidez que se cometió con el lamentable tema de los “Cachirules”.

Demostremos a los federativos mexicanos que podemos disciplinarnos, porque ellos, a su vez, también tendrán que poner orden en otros asuntos, como la multipropiedad de la que ya están advertidos y no han podido solucionar.

Además, tendrán que haber ciertas modificaciones para beneficio del futbol mexicano. Hace unos días se renovó el acuerdo para la transmisión de los partidos de la Selección Mexicana por ocho años más, en unas condiciones que, parece ser, han dejado contentos a la mayoría de los equipos.

En unos años se tendrá que negociar, y creo que deberá ser en condiciones mucho más favorables, y todavía quedan pendientes, aunque el que más me preocupa es la falta de autonomía que hay en todo nuestro futbol.

PUMAS… ¿QUÉ PASA?
Me da mucha tristeza ver a los Pumas en el fondo de la tabla clasificatoria a estas alturas del campeonato. Esto no es algo que se acostumbra, ya que este gran equipo, entre unas cosas y otras, no había perdido ni la garra ni el espíritu ni el estilo de juego. Ahora atraviesa por una etapa mala en la que sus dirigentes no han tomado buenas decisiones, y cuando hablo de dirigentes incluyo al rector, al patronato, al presidente y a todos los directivos que están involucrados en la toma de decisiones.

En lo deportivo puedo comentar, como lo he dicho anteriormente y lo sigo sosteniendo, que no se le puede pasar la responsabilidad en un porcentaje muy elevado a la cantera, porque aún no es tiempo ni hay jugadores para dársela. La historia de Pumas dice que hay que tener jugadores mexicanos con experiencia, calidad y talento, obviamente mezclados con algunos extranjeros igualmente con experiencia y que marquen diferencia, y que estos sirvan de referente para los jóvenes, que están incursionando en esta nueva aventura que es jugar en el primer equipo de los universitarios.

Es urgente que se tomen medidas inmediatas para corregir el rumbo y esto nos lleva a planificar e invertir. Y si no hay dinero, habrá que conseguirlo. Espero que no se haya firmando un contrato de televisión por 20 años, porque eso llevaría al fracaso absoluto. No hay que pedir nunca dinero adelantado a las televisoras que transmitan los partidos de Pumas, que tengo entendido todavía están con Televisa.

En ese rubro tiene que haber para el futbol mexicano una inyección importantísima de dinero y que sea este el mayor y el mejor ingreso para todos los equipos, que se repartirían en proporción.

Si bien llegaron a un acuerdo por ocho años más con los derechos de la Selección, me sorprende totalmente que los directivos que firmaron el anterior contrato aceptaran una cláusula de renovación automática. Me gustaría conocer los nombres de los genios que firmaron ese contrato y que ahora han modificado y festejan con euforia, porque pudieron quitar esa cláusula de renovación automática. Si se sienten felices con eso, pues me alegro. Yo no soy conformista. Quiero más para el futbol mexicano, y por supuesto anhelo que haya autonomía tanto en la Federación como en la Liga y en la Selección Nacional.

En un mundo ideal, yo quisiera que la Liga Mexicana negociara los derechos de televisión buscando un beneficio para todos los equipos afiliados y que en pocos años podamos alcanzar a ligas tan importantes que deberían convertirse en nuestros referentes, como la española y la inglesa, que generan ingresos anuales por más de 2 mil millones de euros y más de 1600 millones de euros, respectivamente, por la venta de los derechos de televisión.

Y si en México no hay capacidad de gestionar y negociar estos nuevos arreglos, es mejor que lo dejen en gentes expertas que no estén comprometidas y que no se presten a una cadena de favores, sino más bien que se hagan las gestiones y se tomen las decisiones por el bien del futbol mexicano a corto, mediano y largo plazo.

Se necesita una Liga Mexicana autónoma que negocie por todos los equipos para que haya verdaderos beneficios para todos los clubes afiliados, tal como acontece en las grandes ligas del mundo.

¡Que te lo digo yo!

1 le gusta