A punto de dejar a mi pareja reflexioné ¿Te ha pasado?

Lo que les cuento es algo muy íntimo, pero con el anonimato como santo, va:

Tengo más de 10 años de casado, apenas teníamos 20-21 años por lo que no somos precisamente viejos mi esposa y yo. El asunto es que en uno de nuestros trabajos en una institución con muchísimas secciones y oficinas, conocimos a mucha gente en común. Una de ellas fue una chica, preciosa, morena, con aire hindú, pero en el momento yo no entendí que era lo que más me atraía de ella.

Cuando conocí a esta chica, me encantó pero no le dije nada, entre otras cosas porque salía con un buen amigo pero él también era y sigue siendo casado. Él era su jefe y salían incluso desde antes de serlo, o sea, la metió a trabajar con él teniendo ya meses de relación.

El punto es que, pasados los años, él pasó a dirigir otra oficina, pocos meses antes la esposa descubrió todo y la chica quedó muy mal vista pero estaba enamorada hasta el tuétano, terminaron pero a ella se le notaba y se le nota que la relación la marcó.

La cosa es que una amiga, que sabe cuanto me gusta, un día me cuenta que aquella relación terminó y que me lanzo, todo salió bien, salimos e hicimos lo que quisimos, la consentía mucho, incluso estuve por pagarle un apartamento de alquiler para que saliera de su casa y viviera sola (lo cual obviamente facilitaría vernos), además le propuse hacerlo y mientras vivía sola, le iría comprado su propia nevera, cocina, para eventualmente meternos con una casa para ella, porque yo ya estaba con mi esposa y ella lo entendía.

El asunto es que, afortunadamente antes de eso, las cosas se enfriaron, nos sentíamos cada vez más tranquilos comunicándonos poco, digo poco y me refiero a pasar días sin escribirnos siquiera. Luego lo entendí y se lo dije: Yo me enamoré de su entrega incondicional a mi amigo, de como ella tenía ojos solo para él y parecía atontarse cuando lo miraba hablarle en una reunión, yo quería ESO, pero obviamente eso no nace con las parejas solo por estar juntos. Tuvimos relaciones, fui a su casa varias veces, incluso salimos a tomar con sus compañeros de trabajo hasta la madrugada, pero no era igual.

Ella me lo dejó claro antes y lo confirmó en el momento, si me quería y estaba a gusto conmigo, pero nunca me ofreció amarme como a esa persona ni como a otro, cada relación tiene su nivel de amor o compenetración y esta crece, que quizás lo nuestro crecería luego. La verdad no me convenció y de mutuo acuerdo, decidimos dejarlo hasta ahí, no nos arrepentimos de nada de lo vivido pero yo si de que estuve a punto de separarme de mi esposa para ofrecerle vivir juntos, sabía que ella quería, pero fue el reflexionar sobre ello lo que me llevó a darme cuenta de que lo que sentía por ella no era amor o ganas de estar a su lado toda la vida, sino la ilusión de tener justamente la entrega y amor que otro tuvo.

En esa reflexión entendí que mi esposa sí me había dado todo eso, sí se desvivía por mi, me dio un hijo y ahora, luego que tomé esa decisión de terminar aquello (y ella nunca se enteró, creo), tiene varios meses de embarazo de nuestro segundo hijo. Creo que decidí bien y aunque lo que hice está mal visto por la sociedad, pienso que a veces estas relaciones terminan por hacernos valorar más y mejor a la persona a nuestro lado.

¿Alguien ha pasado por algo similar?

Hola, yo creo que a mas de uno le ha pasado, como dices tu la reflexion hace que no se lleve a cabo esa desicion que se estaba planeando.
Yo tube un amor incondicional, aunque no dejaba ver mis sentimientos o el, el pensar en si dabamos un paso importante en nuestra vida nos hace dudar. Nunca lo conoci en persona, pero el deseo de estar juntos hacia crecer esa idea de que algun dia viviriamos juntos, pero no fue asi la reflexion nos hace cambiar esas ideas de querer cambiar nuestra vida con otra persona. Aquello termino.

Yo por eso no me volver[ia a juntar con nadie digo juntar porque nunca he estado casada pero si vivi varios años con el papá de mis hijos y me di cuenta que soy muy fácil por entusiasmarme con alguien más no es que ande teniendo relaciones con todo el mundo tampoco no pero que dejo de querer a mi pareja lo hago facilmente.porque rapido alguien más me llama la atención.

Pues, es la visión madura que uno debe tener, tanto el hombre como la mujer, si hay disposición a tener algo serio, la hay, el resto es jugar y bueno, menos mal que en mi caso ambos sabíamos que podría no funcionar, nadie salió lastimado ni culpando al otro de nada.